viernes, 11 de septiembre de 2009

Escondidos en Brujas (In Brujes)

Película del 2008 que hasta ahora llega a la cartelera costarricense, y que es dirigida y escrita por Martin McDonagh, película de humor negro y drama sobre dos asesinos a sueldo protagonizados por Colin Farrell y Brendan Gleeson que después de cometer un error en uno de sus trabajos su jefe interpretado por Ralph Fiennes los manda a la cuidad de Brujas en Bélgica para que se escondan.

Esta película tiene un guión bastante interesante y unas actuaciones muy fluidas y naturales, además de contar con una excelente interpretación por parte de Colin Farrell, la cual lo otorgó el Globo de Oro como mejor actor de un Musical o Comedia, interpretando a un sicario medio tarado en todo el sentido de la palabra, lo cual nos presenta un personaje que no es el común sicario de película frío, calculador, con nervios de acero y que solo le interesa la muerte y destrucción.

El largometraje es de manufactura inglesa con un guión exquisito en la forma de narrar los hechos y en cómo se desenvuelven sus personajes entre si y como viven la experiencia de estar en Brujas, mientras uno lo adora el otro lo detesta.

En la forma en que está estructurada la película vemos como los personajes nos van develando su lado más íntimo, su verdadero ser, por sobre el cascarón de asesinos, eso sí, observamos como una ráfaga los constantes diálogos de humor negro en los cuales se tiran sin asco a enanos, negros, blancos, gais, gringos y a los propios ingleses, eso sí con toques muy finos pero oscuros en dichos momentos.

La edición fluye como los canales que rodean a la bella ciudad de Brujas, al igual que su fotografía jugando con las luces y las sombras naturales y artificiales en las secuencias de día o de noche, la musicalización es otro punto favorable y con el cual se rompe también lo tradicional de que siempre en escenas de cierto tipo va música de cierto estilo, aquí también se utiliza la música para ironizar aún más lo que está sucediendo en la pantalla, definitivamente una mescla atrevida que le agrega más sabor a la película.

En consecuencia tenemos frente a nuestros ojos una película bastante buena, con un guión bastante original así como la destacada interpretación de los actores de sus personajes una comedia de humor negro con buen trato de las partes dramáticas, lo que le da un ritmo interesante y agradable, por lo tanto le otorgo 4 disparos de 5 posibles.