domingo, 12 de abril de 2009

Gran Torino


Película dirigida, producida y protagonizada por Clint Eastwood con guión de Nick Schenk en la que se narra la historia de un veterano de la guerra de Corea que vive en un barrio completamente ocupado por coreanos.

La película nos muestra a un personaje central lleno de amargura y prejuicios que conforme va transcurriendo la historia se va despejando su verdadera forma de ser, además de que comienza a despojarse de sus perjuicios para lograr alcanzar una paz consigo mismo.

Estamos en presencia de una verdadera obra de arte, una película realizada con verdadera maestría tato desde su guión, pasando por una dirección impecable y una actuación deslumbrante, sin duda alguna Clint Eastwood cada día está mejor como realizador y como actor, faceta en la cual ya lo extrañábamos puesto que el último filme en que actuó fue Million Dollar Baby en 2004.

Esta es una película con alma, que va más allá del simple entretenimiento que mayoritariamente produce Hollywood, es una obra que deja mensaje y que refleja una problemática cotidiana que está dejando su huella maligna.

En este film hasta la música encaja a la perfección en cada uno de sus momentos, como si fuera un reloj suizo todo encaja y funciona en perfecta coordinación, dando una obra totalmente depurada.

La edición y montaje son limpios y suaves, no hay cortes repentinos que choque visualmente ni que corten la acción que transcurre fluidamente.

Las actuaciones son buenas, en especial la del señor Eastwood, interpretación que te sacará más de una sonrisa por lo rico del personaje, su forma de ser, de “convivir” con los de su entorno, y por su forma de hablar, Eastwood demuestra que un actor con la edad de él (cumplirá 79 años el 31 de mayo) no está acabado, que aún tiene mucho que entregar al arte de la actuación para que las nuevas generaciones de espectadores y actores aprendan de él, su talento es inmenso y pareciera ser inagotable y hay que aprovechar verlo frente a las cámaras.

La película por su calidad en el guión, dirección, interpretación y musicalización se merece 5 medallas de 5 posibles, es una película que no se deben de perder, excelente en todo el sentido de la palabra.